ALBANIA

GANARSE LA VIDA - EL CAMINO DE LA TRANSFORMACIÓN DE INGRESOS ECONÓMICOS ILÍCITOS A INGRESOS LÍCITOS

Albania es considerado un punto neurálgico de cultivos ilícitos de cannabis en Europa. El cultivo ha disminuido en los últimos años, pero sigue siendo un problema. Las áreas remotas son particularmente afectadas: los pequeños agricultores que carecen de oportunidades y acceso a los mercados están más expuestos a involucrarse en economías ilícitas. Buscando mejores ingresos, esperan salir de la pobreza a través del cultivo ilícito de cannabis. A fin de abordar las causas profundas de los cultivos ilícitos, junto con el Gobierno albanés, el GPDPD está presentando un enfoque integral de la política de drogas y de promoción del desarrollo.

 

Los funcionarios del gobierno reciben asistencia para alinear las políticas y leyes de drogas con los derechos humanos y los objetivos de desarrollo. Poner en marcha el Desarrollo Alternativo requiere no sólo un enfoque multidisciplinario, sino también sinergias entre los diferentes actores en el campo de la cooperación para el desarrollo. Por esta razón, el GPDPD en Albania coopera con otros proyectos de la GIZ que trabajan en el campo del desarrollo rural y el crimen organizado, como el Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (Sustainable Rural Development Project) en Albania y el Programa Global de Lucha contra los Flujos Financieros Ilícitos (Global Program on Combatting Illicit Financial Flows, GPIFF).

 

En las zonas afectadas por o en riesgo de ser afectadas por la presencia de cultivos ilícitos para la producción de drogas, el GPDPD está implementando proyectos de Desarrollo Alternativo. Junto con sus socios gubernamentales en el país, el proyecto ha identificado tres áreas principales de riesgo de cultivo de cannabis en Shkodra, Dibra y Selenica. Para aumentar los ingresos lícitos, se apoya a los agricultores de estas zonas para que utilicen los recursos naturales disponibles de manera sostenible y obtengan precios justos para sus productos. Están capacitados en técnicas, métodos y prácticas agrícolas que les ayudarán a proteger el bosque y mejorar la calidad de sus productos. Agregar valor a nivel local es un factor importante para aumentar los ingresos, ya que se obtienen más ganancias de los productos agrícolas refinados que de las materias primas. Esta gama de actividades permitiría a los pequeños agricultores cultivar no solo legalmente sino de manera más rentable, y romper la dependencia de la economía ilícita.

LA INICIATIVA DE LA BIBLIOTECA MÓVIL

 

En Albania, la lucha contra la delincuencia organizada y la corrupción tiene una alta prioridad. Por lo tanto, el gobierno albanés ha cambiado su marco legal para permitir la confiscación de activos criminales y su posterior reutilización social.

 

El GPDPD y el GPIFF están apoyando esta buena práctica europea en cooperación con dos municipios del país: los coches confiscados que, anteriormente, pertenecían a actores criminales se convierten en bibliotecas móviles y viajan a áreas remotas donde los niños pueden pedir los libros prestados.

 

La reutilización social ofrece muchas oportunidades: tiene el potencial de disuadir la actividad delictiva y mostrar al público que la lucha contra el crimen organizado es una responsabilidad compartida. Con la ayuda de los bienes confiscados se pueden crear nuevas instituciones sociales y cambios culturales. El Desarrollo Alternativo es un enfoque integral del desarrollo que considera también factores sociales como la educación, así que la iniciativa de bibliotecas móviles encaja perfectamente.