ALBANIA

©GPDPD ©GPDPD

Contra el cultivo ilícito de cannabis por medio de la creación de valor y empleo

En 2014, Albania era uno de los principales productores y proveedores de cannabis para el mercado europeo. Entonces se llevó a cabo una campaña de erradicación en todo el país que desmanteló los cultivos —temporalmente—. En 2019 ha quedado claro que el país balcánico sigue siendo uno de los principales países productores de cannabis. En las remotas regiones montañosas de Albania son pocas las posibilidades de empleo e ingresos legales y lucrativas: la falta de alternativas económicas es una de las principales causas del cultivo ilícito. El Programa Global de Políticas de Drogas y Desarrollo (GPDPD), por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, está examinando medidas de proyecto en el ámbito del desarrollo alternativo para llevar a cabo en zonas de riesgo.   

Según datos de la Estrategia Nacional contra las Drogas de Albania (National Strategy Against Drugs, 2012-2016), hasta 2014 el cannabis se cultivaba principalmente en el sur de Albania. Mediante amplias acciones policiales, en el año 2014 se desmanteló completamente el cultivo. Entretanto, existen cultivos ilícitos en muchas otras regiones del país, especialmente en regiones montañosas remotas y de difícil acceso. En 2017, el Gobierno albanés desplegó un nuevo plan de acción nacional (National Action Plan Against Cannabis Cultivation and Trafficking, 2017–2020) y, actualmente emprende acciones en todo el país contra los cultivos ilícitos (Informe de avance de la UE 2018).

 

El actual plan de acción del Gobierno albanés reconoce el cultivo drogas como un desafío en materia de política de desarrollo. Se abordan los factores de riesgo que pueden conllevar al cultivo ilícito de cannabis y cómo mitigarlos: es necesario reducir la pobreza, el desempleo y mejorar el control estatal de las zonas remotas. Por encargo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania, el Programa Global de Políticas de Drogas y Desarrollo (Global Partnership on Drug Policies and Development, GPDPD), junto con el Gobierno, está planificando proyectos piloto de desarrollo alternativo en las regiones afectadas. Dichas medidas se pondrán en marcha junto al Programa de desarrollo rural sostenible, también financiado por el BMZ y ejecutado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, y en cooperación con el Ministerio de Agricultura de Albania.